<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\0753523687125318547894\46blogName\75The+Song+of+a+Broken+Youkai~+%7C\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLACK\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://ningenfuxxxer.blogspot.com/search\46blogLocale\75es\46v\0752\46homepageUrl\75http://ningenfuxxxer.blogspot.com/\46vt\0755773344188746710680', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script><iframe src="http://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID=8076742059755845825&blogName=PIECE+OF+HEAVEN&publishMode=PUBLISH_MODE_BLOGSPOT&navbarType=BLUE&layoutType=CLASSIC&homepageUrl=http%3A%2F%2Flov-ebites.blogspot.com%2F&searchRoot=http%3A%2F%2Flov-ebites.blogspot.com%2Fsearch" marginwidth="0" marginheight="0" scrolling="no" frameborder="0" height="30px" width="100%" id="navbar-iframe" title="Blogger Navigation and Search"></iframe> <div id="space-for-ie"></div>
• THE BLOGGER


KAILEERU


Buenos Aires, Argentina | |
16 años | Capricornio ~

{♥}
Amante del manga, el anime y el BL.
Actualmente obsesionada con Hetalia y Touhou.
Suelo ser muy abierta y variada con mis gustos.
Escucho todo tipo de música, aunque últimamente mi favorita es la música döjin.
Tengo un fetiche por las cosas moe ♥
También me encanta la naturaleza, la cultura, lo sobrenatural y la fantasía, especialmente la mitología griega y japonesa. ~♥







{ ♥ }


"The first Alice was a gallant red one,
wielding a sword in a hand in the Wonderland,
slicing down everything in her way,
she was followed by a bloody red path.
But this new Alice deep in the woods
was trapped as a wanted fugitive.
If it weren't for the red path that she made
no one would think that she even existed."



• LOVES

Photobucket Photobucket Photobucket fanlisting fanlisting Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket fanlisting fanlisting Photobucket
Photobucket Photobucket


• TAGBOARD

• FRIENDS

Photobucket

Photobucket

• VISITORS

free counters



26 de septiembre de 2008 @ 7:27
Rutina.


.
.
.
Me siento como una Haruhi Suzumiya.
Caprichosa, inconformista... aburrida.
Con deseos de algo nuevo. De un acontecimiento novedoso, de una noticia inesperada, de un relato curioso, de un hecho que invite a analizarlo.
De algo nuevo.
De tener la habilidad de mover la realidad a mi gusto. De que los demás vean kién soy.
De poder convertirme en la Bella Durmiente, y salir del caos tal y como le sucedió a Haruhi.


Estoy cansada ya. La rutina... la vieja rutina. Siempre la misma.
Todos los días sucede lo mismo. Veo a las mismas personas; se me condena a afrontar la pregunta de “¿Vos ké sos?”, esperando el remitente de dicha pregunta que yo le conteste “otaku” o “emo”; hago lo mismo; escucho lo mismo; toda la gente es igual, todas las personas que veo a diario conforman un conjunto que sólo es más de lo mismo. Más de todo lo común, más de todo lo que ya vi.


Kisiera que me ocurriera algo nuevo. Algo diferente, entusiasmante, sobresaliente, pero que pueda compartir con los demás. No lo entusiasmante que es esperar la segunda temporada de Junjou Romantica, sino más que eso. Algo en lo social.
No es que nunca me ocurra nada alegre y/o interesante. Me ocurren, claro, como a todo el mundo... pero no me es suficiente. Kiero más.
Al igual que Haruhi, kiero encontrar, más bien, a alguien diferente. Raro, kizás. Pero que sobresalga de los demás. Que no sea un producto de la sociedad empaketado en tribu urbana, ni que siga una moda.


O kizás...
Más que vivir con la incomodidad de dejaré de ver a cierta personita con la que jamás tuve una charla pero hubiera deseado... kizás, más que eso, kiera...

.
.
.
.
.

Enamorarme.
Tal y como lo veo en esas bellas historias que me gustan, y hasta incluso en las que se encuentran únicamente en mi mente.






Raro, creo que estoy apresurándome.
Y hasta creo que hablé de más.



11 de septiembre de 2008 @ 16:20
Pájaro.



Yo soy la Pájara Pinta,
viuda del Pájaro Pintón.
Mi marido era muy alegre
y un cazador me lo mató
con una escopetita verde
el día de San Borombón.

Una bala le mató el canto
y era tan linda su canción-,
la segunda le mató el vuelo,
y la tercera el corazón.

Ay ay la escopetita verde,
ay ay mi marido Pintón.
Si al oírme se ponen tristes
a todos les pido perdón.
Ya no puedo cantar alegre
ni sentadita en el limón
como antes cuando con el pico
cortaba la rama y la flor.

Yo soy la Pájara Pinta,
si alguien pregunta dónde estoy
le dirán que me vieron sola
y sentadita en un rincón
llorando de melancolía
por culpa de aquel cazador.

Al que mata a los pajarillos
le brotará en el corazón
una bala de hielo negro
y un remolino de dolor.


Ay ay la escopetita verde,
y ay mi marido Pintón.



La Pájara Pinta – María Elena Walsh


…………………………………………………………………


Hasta puede sonar absurda, pero esa sea kizás la primera canción con la ke lloré.

Siempre me pregunté si realmente era para niños, público para el ke la autora suele (o solía) escribir. Es ke la letra es tan… realista. Demasiado triste, melancólica y realista como para ke un niño de 5 años no se sienta conmovido.

Tanto tanto, ke yo me conmoví con ella. Y, estoy segura, lloré con ella.


De cierto modo, refleja esa cursi pena ke siento cuando muere un animal. Y, sobre todo, cuando es por mi culpa.
Porke, por más ke aborreske las arañas (y casi todos los insectos), jamás podré matar a una. Siempre rekeriré ke alguien esté junto a mí para acabar ella con el animal, pero nunca yo. Me sentiría sucia, la conciencia kedaría manchada por un rato.


Como cuando con sólo ver cómo muere una hormiga bajo mis pies, la culposa y patética pena ya empieza a rodearme. Estoy segundos posteriores con el “maté una hormiga… maté un animal… eliminé una vida” en mi cabeza. Es incómodo, y por más ke luego pase, es feo. Es feo sentirlo, aunke sean tan sólo unos segundos.

Pero no se asemeja lo ke siento al ver a chicos disparándole a los pájaros. Es bronca, tristeza, y mucha, pero mucha vergüenza ajena. Todo junto, y siempre tan común. Porke sentimientos como ésos, resultado de la fusión de emociones anteriormente dicha, los puedo sentir a diario. Siempre… siempre hay algo ke avergüenza de esta humanidad. Y siempre puedo ver algo ke me conduzca a akellos pensamientos, akellas emociones ke nada valen, ya ke no cambiarán nada.
Todo seguirá siendo como es…


La Pájara Pinta siempre será una más del montón.






En fin, cosa ke kería decir y ya ~